miércoles, 17 de diciembre de 2008

Cuarto capítulo: Helado de Guayaba.

Aquí tenéis el cuarto episodio: helado de guayaba. El Doctor Domingues se verá envuelto en infinidad de complicaciones para llegar hasta su objetivo, nuestro oso pardo. Espero que lo disfrutéis, un saludo.

Antonio Lorente.
video

6 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja, me encanta el final de este capítulo, 'no hay muchos sitios donde ir', bravo, metalengüaje! te aplaudo por esta vuelta de tuerca sí señor!

Eso sí, el plano larguísimo detalle de la espalda saltándote el eje y los contínuos cambios de formato cuando corren a caballito duelen a los ojos, pero amigo, te confieso que si duelen los ojos la culpa es del que los tiene viciados, no del que se caga en las normas establecidas. Voy a ir al médico para que me cure del mal de Bordwell.

Un abrazo, y recuerda: no hay quinto malo.

Juanjo

Desquicioso dijo...

Gracias Juanjo, tus ojos no están viciados o al menos no más que mis montajes. Un abrazo y hasta pronto.

Para los demás espero que dejéis más comentarios, aunque sea para decir cosas negativas, pero debéis entender que me alimento de eso, los dos párrafos de Juanjo me dan para dos días, Pero luego... ¿Qué?

Un saludo para todos y hasta pronto.

Antonio Lorente.

Mk dijo...

Jajaja. Me ha gustado. De hecho, creo q es de los mejores. Estás como una cabra y eso se nota en detalles como la muerte del piloto o el nombre de la heladería "helados fríos como el hielo", jaja.

Desquicioso dijo...

Gracias Mikel knight, siempre serás el cancerbero de... Mi portería, gracias.

Anónimo dijo...

Antonio, como no soy psicoanalista no diré nada acerca del tamaño del falo de tu oso, ni de su falta de pies, ni su desproporción entre ambos lados.
Tan sólo diré que me has hecho pasar un buen rato en Great Ayton y q espero q pronto nos hagas reír de nuevo con el último capítulo.
A mí, como al niño enfermo, me pone de mala leche q me dejen destapada, creo q no debemos dejar de debatir pq los compañeros/as de cama tienen la gran habilidad de robarnos las sabanas.

Take care.
Jessi

Jeff Fischer dijo...

TRE
PI
DAN
TE





Dalí era un panoli.